Descripción del Programa

Vivir liviano es un tratamiento orientado a motivar cambios de hábitos para que los pacientes  

lleven una vida saludable y logren una reducción de peso corporal de un 5 a 10%, lo que ha demostrado mejorar significativamente el control de enfermedades asociadas a la obesidad.

Esto es el punto de partida de un tratamiento que debe mantenerse de por vida, y que se inicia con una completa evaluación del paciente por el médico nutriólogo y con exámenes de laboratorio.

 

Luego, el médico desarrolla un plan de tratamiento individualizado que incluye consultas con nutricionista y, si es necesario, un programa de acondicionamiento físico con kinesiólogo y control con psiquiatra o psicólogo.

 

Médico Nutriólogo
El especialista realiza una completa evaluación de cada paciente e indica la realización de los siguientes exámenes:

Hemograma y VHS.
Perfil bioquímico y lipídico.
Insulinemia.
Curva de tolerancia a la glucosa con insulinemias (en pacientes indicados).
TSH, T4 libre.
Electrocardiograma de esfuerzo.
Calorimetría indirecta.

El médico nutriólogo deriva al paciente de acuerdo a sus requerimientos individuales, que incluye consultas con nutricionista, un programa de acondicionamiento físico con un kinesiólogo y control con un psiquiatra y/o psicólogo, de ser necesario.

Los exámenes ambulatorios indicados en el programa tendrán un 30% de descuento sobre el valor particular.


Nutricionista:

Es el profesional responsable de realizar una evaluación nutricional completa a cada paciente, educar y entregarlas herramientas necesarias para lograr una baja de peso, entre las que se encuentran:

 
Evaluación nutricional que incluye pesar, medir y evaluar composición corporal (bioimpedanciometría).

Desarrollo de una pauta de alimentación teniendo en cuenta las necesidades fisiológicas y/o patológías presentes.

Educación en nutrientes de los alimentos y su valor energético, etiquetado nutricional y comer fuera dela casa sin abandonar su plan de alimentación.

Entrega de recetarios.
Programa de acondicionamiento físico:

Se realiza una evaluación por un kinesiólogo que consta de:
 
Evaluación inicial de la capacidad física y planificación de un esquema de tratamiento que puede ser realizado en gimnasio.
3, 12 ó 24 sesiones de ejercicio supervisado,tres veces por semana.
Evaluación final, informe y prescripción de ejercicios para continuar realizándolos en forma independiente.

Este programa se lleva a cabo en el gimnasio de Medicina Física y Rehabilitación y está a cargo de un kinesiólogo especialista en entrenamiento físico.
 

 

 

Psiquiatra o psicólogo:

 

Los profesionales en salud mental cumplen un papel muy importante en el tratamiento de la obesidad. Su labor está orientada tanto al período pre y post operatorio y a la mantención del peso en el tiempo. El objetivo de este trabajo consiste en identificar factores emocionales, psiquiátricos,cognitivos y conductuales capaces de influir en el éxito del tratamiento.

 

 

 

 

 

 

 

 

 ¿Por qué evaluar?
 
Diversos estudios revelan una alta tasa de asociación entre obesidad y patología psiquiátrica y emocional.

El desarrollo gradual y progresivo de una condición de obesidad determina la adopción de un estilo de vida que debe ser modificado junto con la reducción de peso. En estos cambios influyen aspectos relacionados con la imagen corporal, la autoestima y la reestructuración de hábitos.

 ¿Qué evaluar?
 
Se debe buscar la presencia de patologías psiquiátricas capaces de condicionar el sobrepeso o influir en los resultados postoperatorios, como depresión y trastornos afectivos, trastornos de ansiedad y alimentarios, cuadros psicóticos, abuso de sustancias y alteraciones cognitivas, como problemas de aprendizaje, entre otras.

La evaluación psiquiátrica busca también evaluar las características de la red familiar y social con la que la persona cuenta, las expectativas y motivación, los rasgos de la personalidad y la información que el paciente maneja respecto de la cirugía y sus consecuencias.

 ¿Cómo evaluar?
 
Habitualmente, se realizan una o dos entrevistas clínicas y, en algunos casos, pueden utilizarse cuestionarios o test más específicos. Además, se pueden programar evaluaciones postoperatorias en el seguimiento durante los 24 meses que siguen a la cirugía.

 ¿Por qué no bajamos de peso? 
 
El peso depende directamente del balance entre lo que comemos y lo que gastamos. Nuestro cuerpo necesita una cierta cantidad de energía (calorías) para su funcionamiento diario. Actualmente existe un examen que permite medir cuantas calorías necesita tu cuerpo para funcionar, de manera que podemos estimar exactamente cuántas calorías necesitas comer para bajar de peso. Este examen se llama calorimetría indirecta. Contar con este examen permite maximizar los beneficios de la terapia nutricional, ya que el nutricionista puede desarrollar un plan de alimentación que sea totalmente adaptado a las necesidades del paciente y aún cuando éste tenga un metabolismo lento, el plan de alimentación va a funcionar.

 

Este trabajo multidisciplinario permite, finalmente, alcanzar como objetivos fundamentales la mejoría de las enfermedades asociadas, prevención de deficiencias nutricionales, mantención de un peso adecuado y una vida saludable.
 

Programas de Salud
2° piso Centro de Consultas y Diagnóstico Av. Manquehue norte 1410, Vitacura.
Teléfonos: (56) 22210 1077 - (56) 22210 1295 / Desde celulares 02 2210 1077 - 02 2210 1295 /  E-mail: vivirliviano@alemana.cl