Tratamiento Médico “Vivir Liviano”

TRATAMIENTO MÉDICO "VIVIR LIVIANO"

Es un tratamiento orientado a motivar cambios en el estilo de vida de los pacientes para lograr una reducción de peso corporal de un 5 a 10%, lo que ha demostrado mejorar significativamente el control de enfermedades asociadas a la obesidad.

Esto es el punto de partida de un tratamiento que debe mantenerse de por vida, y que se inicia con una completa evaluación del paciente por el médico nutriólogo y con exámenes de laboratorio:

 Hemograma y VHS 
 Perfiles bioquímico y lipídico
 Insulinemia 
 Curva de tolerancia a la glucosa con insulinemias (en pacientes indicados) 
 TSH, T4 libre 
 ECG de esfuerzo
 Composición corporal por DEXA o bioimpedanciometría
 Calorimetría indirecta

Luego, el médico desarrolla un plan de tratamiento individualizado que incluye consultas con nutricionista y, si es necesario, un Programa de Acondicionamiento físico con kinesiólogo y control con psiquiatra o psicólogo.

Nutricionista: Evaluación y manejo
La nutricionista del equipo educa y entrega al paciente las herramientas necesarias para bajar de peso y/o mantenerlo, después de un tratamiento médico o quirúrgico.

Este profesional cumple un rol fundamental en este proceso:

 Dando a conocer los distintos macro y micronutrientes presentes en los alimentos y su función en el organismo, para lograr comprender e incorporar el concepto de "dieta equilibrada".
 Analizando los diferentes productos dietéticos y sus características.
 Entregando la información para realizar una adecuada lectura del etiquetado nutricional.
 Enseñando a comer fuera de casa sin abandonar su plan de alimentación.
 Explicando en forma práctica a preparar recetas de sopas, guisos, ensaladas y postres hipocalóricos.

 Kinesiólogo: Programa de Acondicionamiento físico

La actividad física regular y controlada forma parte esencial en el tratamiento del sobrepeso y la obesidad. La actividad física regular favorece: 



 La mejoría del consumo de oxígeno
 El incremento de la resistencia física
 El aumento del gasto calórico, con el consiguiente reducción de peso y de contenido de grasa corporal.
 La tonificación de la musculatura.

Todo lo anterior influye en la pérdida y posterior mantención del peso alcanzado, en el control de factores de riesgo cardiovascular (dislipidemia, hipertensión, etc.), y en la mejoría de la autoestima y la calidad de vida. La idea es motivar al paciente para que realice actividad física durante el resto de su vida. 


El programa está dirigido a aquellos que necesiten disminuir su peso, a quienes requieran una preparación para el tratamiento quirúrgico y las personas que deben optimizar la pérdida de peso post cirugía.

El programa consta de:

- Evaluación inicial de la capacidad física y composición corporal, con lo que el kinesiólogo plantea un esquema de tratamiento.
- 12 o 24 sesiones de ejercicio aeróbico supervisado, de 90 minutos de duración, tres veces por semana.
- Evaluación final, informe y prescripción de ejercicios para continuar realizando en forma independiente.

Este programa se lleva a cabo en el gimnasio de Kinesiterapia, ubicado en el segundo piso del Centro de Diagnóstico, y está a cargo de un kinesiólogo especialista en entrenamiento.


 Psiquiatra o psicólogo: Evaluación de salud mental

Los profesionales en salud mental cumplen un papel muy importante en el tratamiento de la obesidad. Su labor está orientada tanto al periodo preoperatorio como al postoperatorio y a la mantención. El objetivo de este trabajo consiste en identificar factores emocionales, psiquiátricos, cognitivos y conductuales capaces de influir en el éxito del tratamiento médico y quirúrgico.

 ¿Por qué evaluar?

Diversos estudios revelan una alta tasa de asociación entre obesidad y patología psiquiátrica y emocional.

El desarrollo gradual y progresivo de una condición de obesidad determina la adopción de un estilo de vida que debe ser modificado junto con la reducción de peso. En estos cambios influyen aspectos relacionados con la imagen corporal, la autoestima y la reestructuración de hábitos.

 ¿Qué evaluar?

Se debe buscar la presencia de patologías psiquiátricas capaces de condicionar el sobrepeso o influir en los resultados postoperatorios, como depresión y trastornos afectivos, trastornos de ansiedad, cuadros psicóticos, trastornos alimentarios, abuso de substancias y alteraciones cognitivas, como problemas de aprendizaje, entre otras.

La evaluación psiquiátrica busca también evaluar las características de la red familiar y social con la que la persona cuenta, las expectativas y motivación, los rasgos de la personalidad y la información que el paciente maneja respecto de la cirugía y sus consecuencias.

 ¿Cómo evaluar?

Habitualmente, se realizan una o dos entrevistas clínicas y, en algunos casos, pueden utilizarse cuestionarios o test más específicos. Además, se pueden programar evaluaciones postoperatorias en el seguimiento durante los 24 meses que siguen a la cirugía.

Este trabajo multidisciplinario permite, finalmente, alcanzar como objetivos fundamentales la mejoría de las enfermedades asociadas, prevención de deficiencias nutricionales, mantención de peso saludable y mejoría de la calidad de vida.



Medicina Preventiva y Programas
2 ° piso Centro de Consultas y Diagnóstico. Av. Manquehue norte 1410, Vitacura.
Teléfonos: 2101077 - 2101295 / E-mail: preveniressalud@alemana.cl