Mujer
Hombre
Adulto Mayor
Familia
Enfermedad y Afección
Prevención Accidentes
Otros

¿Quién debe hacerse el examen?

¿Quién debe hacerse el examen?

 Toda mujer mayor de 65 años.

 Mujeres menores de 65 años, pero que tienen a lo menos un factor de riesgo asociado a osteoporosis.

 Mujeres que han tenido fracturas relacionadas a osteoporosis como las de muñeca, columna, cadera, o de brazo, secundarias a un traumatismo no muy intenso.

 Personas con disminución difusa de la densidad ósea o con aplastamientos vertebrales en radiografías.

 Hombres con factores de riesgo asociado o con elementos clínicos de enfermedad ósea.

 Toda persona que inicie tratamiento para la osteoporosis y durante el control de la terapia.


¿Quién debería recibir tratamiento para la Osteoporosis?

Se debe iniciar terapia, para reducir el riesgo de fractura, en las personas que tienen una densitometría ósea de cadera igual o inferior a -2.0 y sin factores de riesgo asociados. También debe considerarse el tratamiento en personas con densitometría de cadera con un T-score menor a -1.5 y con uno o más factores de riesgos asociados.

Además, el tratamiento es conveniente en las personas con antecedente de fracturas vertebrales o de cadera.


¿Existen medidas de prevención?

La prevención es el mejor tratamiento.
Los consejos efectivos son:

 Asegurar una dieta rica en calcio, principalmente consumiendo productos lácteos desde la niñez, de tal manera que al llegar a la edad adulta la densidad ósea sea óptima.

 Mantener un aporte diario de calcio y vitamina D. Los huesos constituyen la principal reserva de calcio en el organismo. Si el aporte diario no satisface las demandas, la concentración de calcio en la sangre se mantiene en un valor constante, utilizando mineral del hueso.

Hay que tener presente que el aporte diario de calcio elemental y de vitamina D, para una mujer mayor de 50 años, debe ser de 1.5 gramos y de 400 a 600 UI (Unidades Internacionales), respectivamente.

Esto equivale a cinco porciones diarias de productos lácteos, cantidad que rara vez se consume a esa edad. En caso de no poder cumplir con los requerimientos nutricionales, se deben usar suplementos.

 Hacer ejercicios que soporten el propio peso y fortalezcan los músculos. Se recomienda caminar, trotar, jugar tenis e incluso bailar. Junto con tonificar el? tejido óseo, la actividad física mejora la flexibilidad y coordinación, lo que reduce el riesgo de caídas.

Es aconsejable efectuar un chequeo médico antes de iniciar un programa de entrenamiento físico exigente.

 TEvitar el consumo de tabaco, ya que tiene un efecto perjudicial sobre el esqueleto, el que se suma a los otros daños que genera. El exceso de alcohol también es dañino para el hueso.


¿Qué tratamientos existen para la osteoporosis?

Terapia estrogénica de reemplazo: Hay estudios que confirman que el tratamiento de reemplazo estrogénico en mujeres postmenopáusicas, reduce el riesgo de fractura. El problema con los estrógenos son los efectos secundarios, que no los hacen recomendables para cualquier mujer. Hay que evaluar los efectos benéficos y los posibles riesgos en cada caso individual. Debe ser indicado por un médico especialista.

Bifosfonatos: Es el tratamiento recomendado para casos de osteoporosis severa. Los bifosfonatos, como el alendronato o risedronato, entre otros, son efectivos. Se depositan en el hueso, impidiendo la reabsorción. Deben ser administrados lejos de las comidas para favorecer su absorción. Pueden provocar irritación gástrica, por lo tanto, no se aconseja su uso en pacientes portadores de gastritis o úlcera gastroduodenal.

Calcitonina: Se administra mediante un spray por vía nasal. Previene la reabsorción inhibiendo la acción de los osteoclastos, pero su efectividad en prevenir fracturas es menor que con los bifosfonatos.

Moduladores selectivos de receptor estrogénico: Tienen propiedades similares a los estrógenos en algunos tejidos y antiestrogénicos en otros. Su acción sobre el hueso consiste en aumentar la densidad mineral especialmente en columna y cadera. Además, disminuye el colesterol LDL (también llamado colesterol malo).

Un tratamiento adecuado detendrá la pérdida de hueso e incluso puede ser capaz de aumentar la masa ósea en hasta un 5% anual, con reducción del riesgo de sufrir fracturas en hasta un 30%.


Para reducir el riesgo de fracturas, además de prevenir y tratar la osteoporosis es importante evitar caídas:

 Revise su visión y audición.
 Consulte si presenta algún síntoma de desequilibrio o pérdida de fuerza. Recuerde que hay medicamentos que provocan desequilibrio pasajero o torpeza en los movimientos.


La osteoporosis es una enfermedad:

 De alta frecuencia.
 Que no produce síntomas.
 Que aumenta el riesgo de fracturas óseas.
 Que causa deterioro en la calidad de vida.
 Fácilmente detectable.
 Tratable.


Segunda mejor clinica de america latina - estudio americaeconomia intelligence 2014
Clínica Alemana de Santiago S.A. - Teléfono: (56) 22210 1111 - Desde celulares: 02 2210 1214. Av. Vitacura 5951, Vitacura | Edificio Manquehue Oriente, Av. Manquehue Norte 1499, Vitacura
Centro Médico Clínica Alemana de La Dehesa - Mesa Central: (56) 22910 7000, Urgencias: (56) 22586 1753 | Avda. Jose Alcalde Délano 12205, Lo Barnechea | Términos de Uso | Santiago de Chile