Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111





























8º mes

 

*Ilustraciones Carolina Durán

 




¿Se angustia tu bebé cuando lo dejas?


Hasta los 8 meses, los bebés creen que ellos y sus madres son la misma persona.

En la medida que comienzan a explorar su entorno con su cuerpo, van descubriendo que son una personita diferente, única y especial. Por eso, en un comienzo, llora cuando usted lo deja y se angustia frente a extraños, no obstante, en la medida que pasan los meses y logra formar la representación mental de su madre, el auto-concepto se va consolidando y, por lo tanto, cada vez tendrá menos dificultad al conocer nuevas personas o al separarse de usted. Una de las señales más claras de que su hijo está empezando a tener conciencia de sí mismo es la forma en que se mira al espejo.



El niño comienza a explorar su entorno ya sea arrastrándose o gateando, déjelo explorar libremente, pero asegúrese de que su entorno sea seguro. Ya se sienta solo y si lo toma de las manos puede ponerse de pie desde el suelo con su propia fuerza. También realiza movimientos de pasos cuando se le coge desde debajo de los brazos.

Repite sílabas del mismo sonido como ba-ba, ma-ma, da-da, ta-ta. Estas no necesariamente tienen un significado para el bebé, pero usted seguramente le asignará un significado y los celebrará, para que él siga descubriendo sonidos y sílabas, y sorprendiéndose de sus propias capacidades. Ahora reconoce su nombre y se da vuelta cuando lo llaman.

El juego es el principal modo de aprendizaje del niño


Darle espacio para que gatee, tomarlo de sus brazos para que dé pasos y colocar objetos distantes para que los alcance es un gran incentivo. Pelotas, autos, cualquier cosa que se mueva sirve para este objetivo.

Repetir junto al bebé las sílabas que emite y nombrar las partes de su cuerpo, animales y personas que ve, es una forma de estimular su lenguaje y comprensión del mundo. Para esto sirven los libros de género con poco texto y dibujos grandes y coloridos, los que puede leerle una y otra vez.




 
El niño tiene mayor movilidad y explora el suelo y todo lo que está a su alcance. Es muy importante alejar todos los objetos peligrosos.

Revisar que no haya juguetes pequeños en el suelo o al alcance del niño.
No permitir que juegue con objetos que se pueda introducir en la boca, oídos o nariz.
Mantener todas las medicinas, detergentes, cosméticos, lociones y pinturas fuera de su alcance
Evitar que entre solo a la cocina o a los baños.
Tapar los enchufes y dejar todos los cables fuera de su alcance
Poner puertas o seguros en las escaleras.
Nunca dejarlo solo en un lugar elevado ni en la tina, ya que aunque se sostiene solo, se puede caer fácilmente.
Utilizar protector solar hipoalergénico factor 15 o más que contenga un filtro físico o micropigmentos (se les llama pantallas porque provocan que los rayos reboten y, en general, son blancos).
No tomarlo en brazos mientras está comiendo o sosteniendo líquidos calientes.
No fumar, ni permitir que otros lo hagan en el hogar.
 
 

 





  Alimentación
  Baño