Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Guia Después de la cirugía

 Qué pasa en pabellón y la primeras 24 horas

Lo  habitual es que la operación dure entre cuatro y seis horas. Sin embargo, hay  un paso  previo que es la instalación de monitores de electrocardiograma y  respiratorios, y vías venosas arteriales y urinarias. Además de la inducción de  la anestesia, lavado de la piel, etc. Luego comienza la cirugía.

En  esta etapa el paciente no siente dolor, puesto que todos los procedimientos que  tienen punciones o sondas, se hacen bajo anestesia. Es decir sólo se “duerme” y  despierta operado.

Durante  la intervención se accede al corazón, se conecta la circulación extracorpórea o  máquina de corazón-pulmón que detiene al corazón, y se realiza la cirugía  correspondiente. Al término de esta, el paciente se mantiene en pabellón por,  aproximadamente, una hora, con el objetivo de confirmar que se encuentre  estable. También se dejan tubos de drenaje plásticos para extraer exudados de  la zona operatoria y alambres para marcapaso transitorio si es que se  necesitan.

Las  primeras 24-48 horas, el paciente permanece en la UCI cardiológica (Unidad  Coronaria), que en nuestro centro se ubica al lado del pabellón de cirugía  cardiaca. Durante esta etapa el personal de enfermería gestiona sus cuidados.

Durante  las primeras horas, el paciente se mantiene “dormido” o “anestesiado” con  drogas intravenosas. Estas requieren el uso de un ventilador mecánico con un  tubo endotraqueal transitorio. Después de un periodo muy variable (que puede  ser de un par de horas a varias horas), se detienen los hipnóticos intravenosos  y el paciente despierta, reasumiendo la capacidad de respirar. En ese momento,  la enfermera y el médico residente retiran el tubo endotraqueal.

El  periodo entre que el paciente despierta y se le retira el tubo endotraqueal, es  probablemente el más molesto de todo el proceso, porque el paciente no puede  hablar. Debe comunicarse por señas y puede tener reflejos molestos.

Hay  una sesión de conversación previa con Enfermería, Kinesiología y Anestesia en la  cual se explica todo esto. Si usted lo entiende bien, el proceso se hace más  corto y satisfactorio.

El  dolor postoperatorio existe, pero no es lo que más molesta, puesto que la  esternotomia es una incisión que se repara en forma muy estable. Es decir, está  muy fija, se moviliza muy poco. Duele menos que una toracotomía o las incisiones  abdominales. Además, disponemos de muchos analgésicos y drogas para el manejo  del dolor. Por lo tanto, este se puede manejar muy bien, aunque depende de la  tolerancia de los pacientes.

Los  días restantes son mucho más relajados. Durante las siguientes 24 a 48 horas se  retiran los drenajes torácicos, cables de marcapaso, sonda urinaria etc. Esto  se llama “desinvadir”.

Poco  a poco se reinicia la alimentación oral con consumo de líquidos, y se evalúa la  tolerancia a este.

El  equipo de Kinesiología se encarga de reiniciar la actividad física: el paciente  se sienta en un sillón durante periodos progresivos y, ese mismo día o el  siguiente, comienza nuevamente a caminar. Además, practica ejercicios  respiratorios.

Qué pasa los demás días

Si  durante las primeras 48 horas el paciente no presenta complicaciones, es  trasladado a una pieza, donde hay mayor comodidad y privacidad. En este periodo se activa el “piloto  automático”. Esto significa que la mayor proporción del trabajo ya está hecho y  lo que resta es adquirir cada día una mayor movilidad y auto valencia. Por esta  razón, es muy importante el trabajo físico y   respiratorio que en esta etapa es asistido por Kinesiología  Cardiovascular.

En  la pieza se continúa la monitorización por Telemetría, para lo que se utiliza  un monitor de electrocardiograma continuo, que se trasmite en forma inalámbrica  a una central en la Unidad Coronaria. Si hubiera alguna arritmia grave, el  sistema computacional activa la alarma de inmediato y el equipo acude sin  demora.

El  alta para pacientes electivos es generalmente entre el quinto y séptimo día.