Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Guia Previo a la cirugía

 Ingreso a la Clínica

Finalmente,  después de un detallado estudio, los especialistas han indicado resolver su  problema a través de la cirugía.

Usted  puede ingresar a la clínica el día previo o algunos días antes. Esto depende de  si el estudio preoperatorio está listo o no. En general, este análisis incluye:

  • Exámenes:  sangre y de orina.
  • Imágenes:  radiografía de tórax y, muchas veces, scanner de tórax. También puede  practicarse una resonancia o medicina nuclear.
  • Ecocardiografía:  puede ser de superficie o transesofágica (como una endoscopía digestiva) para  algunos pacientes valvulares.
  • Coronariografía:  examen con acceso a las arterias coronarias a través del brazo o la ingle, que  permite “pintar” las arterias coronarias por medio de contraste  radiológico.  Por ejemplo, todos los  pacientes valvulares mayores de 40 o 45 años y con factores de riesgo,  requieren una coronariografía preoperatoria, que puede hacerse hasta el día  previo a la cirugía.

Conceptos importantes:

Como  es lógico, es muy importante llegar bien preparado física y mentalmente para  así obtener los mejores resultados, tener un alta precoz y volver a la rutina  lo antes posible.

Usted  puede ayudarnos preparándose bien para la cirugía. Por ejemplo, no es lo mismo  si usted se opera después de haber estado un mes en cama que si lo hace siendo  capaz de realizar actividad física todos los días.

En  la actualidad, se han logrado avances notables en las nuevas técnicas  quirúrgicas que han ayudado a simplificarla, a minimizar sus riesgos, y a  hacerla menos invasiva. Es decir, no es lo mismo operarse hoy que hace diez  años atrás.

La  anestesia es muy segura y no representa un problema. Conceptos antiguos como  que la anestesia es de mucho riesgo, ya no son aceptables.

Las  fechas de programación de la cirugía cardiaca no están garantizadas, sino que están  sujetas a muchas variables. No es infrecuente reprogramar la operación, sobre  todo, si no se cumplen los requisitos preoperatorios o hay algún imprevisto de  última hora como una intervención de emergencia o un trasplante cardiaco. Esto  se soluciona lo más rápido posible, en especial para pacientes de otras  ciudades o extranjeros.

Se  recomienda traer todos los exámenes que usted tenga en casa. Sobre todo, los ecocardiogramas,  scanner y coronariografias. Si existen imágenes es muy importante tenerlas a  mano. Muchas veces, importa más revisar los videos que leer los informes.

Es  común que se requieran transfusiones de sangre en este tipo de cirugía:  glóbulos rojos, plaquetas o plasma. A los pacientes testigos de Jehová, se les  solicita aceptar algún tipo de transfusión sólo si es estrictamente  necesario.  

Riesgos
La  cirugía cardiaca es una intervención de gran impacto que requiere de muchos  pasos, de tecnología de punta y de un equipo profesional, afiatado y  experimentado. Existe un mínimo riesgo de mortalidad y complicaciones graves.

 Cómo prepararse

Dejar de fumar es muy importante.
Esto mejora el control de la presión arterial y la función de los bronquios y  los pulmones.
El  tabaco aumenta las complicaciones respiratorias, porque empeora la capacidad de  limpieza de las mucosidades. El tabaquismo implica mayor riesgo de infecciones  y neumonías. Además, disminuye la capacidad regenerativa y de cicatrización de  los tejidos por su efecto constrictor de las arterias microscópicas.

Suspender la anticoagulación si  es que la está tomando.
Esto se refiere a dos medicamentos  “adelgazantes de la sangre”: Neosintrom y Coumadin. Hay que suspenderlos,  aproximadamente, tres días antes porque tienen un efecto largo. Es muy  importante coordinarlo con el cardiólogo para que no haya periodos extensos sin  anticoagulación, ya que puede ser peligroso. De hecho, se hace un “traslape”  por otro anticoagulante de efecto más corto. La suspensión de la anticoagulación  oral puede ser ambulatoria pero la mayoría de las veces se hace en la clínica.

Suspender  la aspirina cinco días antes porque aumenta el riesgo de sangramiento  postoperatorio. Sólo se mantiene la aspirina en pacientes con enfermedad  coronaria muy inestable o en los que requieren cirugía de urgencia.

Avisar  al equipo (enfermera, cirujano cardiaco, anestesista o cardiólogo) en caso de  presentar fiebre cercana a 38ºC o alguna infección en los días previos: gripe,  neumonía, infecciones en la piel o infecciones urinarias, que son las más  frecuentes. Dado lo complejo y delicado de esta cirugía, se postergan los  pacientes con infecciones activas por una a tres semanas, según el caso. Sólo  se operan las urgencias.

 El día y la noche previa a la cirugía:

Será  evaluado y entrenado por anestesia cardiovascular y por kinesiología, además de  cardiología y cirugía cardiaca. Es tiempo de conversar y aclarar dudas en todos  los puntos.

Pueden  repetirle algunos exámenes de sangre y de orina.
Debe  seguir el protocolo de aseo, que contempla un baño con antisépticos (Clorhexidina)  la noche y la mañana previa a la cirugía

Tiene  que mantener una dieta liviana hasta la medianoche. Después se suspende toda  ingesta por oral, incluyendo líquidos. Si se necesitasen se administran por vía  venosa periférica.

Se  suspenden, en general, casi todos los antihipertensivos y demás medicamentos.

Una  vez que ingresa a la clínica, usted no debe preocuparse de tomar remedios por  su cuenta. Todo está indicado en la ficha electrónica y es llevado a cabo por  enfermería.

Todos  los anillos, joyas, pintura de uñas, prótesis dentales, etc.  son retirados antes de entrar a pabellón.