Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

¿Qué es la cirugía cardiaca?

¿En  qué Consiste la Cirugía Cardiaca?

En general, las enfermedades  cardiovasculares pueden tratarse modificando hábitos, con medicamentos, o con  procedimientos invasivos o quirúrgicos. Después de discutir caso a caso cada patología  en particular, se determina si es o no necesaria una cirugía cardiaca.

A  continuación describiremos en que consiste este tipo de cirugía:

Anestesia
Toda cirugía cardiaca requiere de  anestesia general, excepto raras situaciones. Es decir, el paciente “duerme” mientras  dura la intervención. Durante este tiempo es necesario monitorizar,  estrictamente, muchos parámetros para mantener al paciente vigilado y en  óptimas condiciones mientras el cirujano realiza la operación. Una vez  terminada, el paciente es llevado a la UTI Cardiovascular donde es “despertado”  pocas horas más tarde. La anestesia cardiovascular es una subespecialidad  dedicada exclusivamente a manejar pacientes cardiológicos y requiere un alto  grado de entrenamiento.

Acceso  al corazón
El corazón se encuentra en el  medio del tórax. Hay varios accesos que permiten llegar a este para repararlo,  como incisiones laterales (toracotomías) a distintas alturas y de distintos  tamaños. Pero lejos, la más común es la esternotomia media, que es una incisión  vertical justo en la línea media.

Circulación  extracorpórea (CEC)
Todos sabemos que no se puede  vivir si el corazón se detiene o se vacía. Lo que hace tan impresionante a la  cirugía cardiaca es que la gran mayoría de las operaciones al corazón, requieren  vaciarlo y detenerlo totalmente y, por lo tanto, la función de bombear sangre a  todo el cuerpo deba ser reemplazada, momentáneamente, mientras dure la intervención.

Esto se realiza conectando una  serie de cánulas y tubos que sacan la sangre del cuerpo y la llevan a un  complejo sistema/máquina de circulación extracorpórea (CEC) que oxigena la  sangre (reemplazando al pulmón), y la bombea de vuelta al cuerpo (reemplazando  al corazón). Luego, es necesario detener al corazón para poder repararlo. Una  vez realizada la operación, el cirujano realiza el proceso inverso, hace latir  el corazón nuevamente y devuelve la sangre paulatinamente para que este reanude  su función.  

Servicio de Cardiología
Centro de Consultas y Diagnóstico. Av. Manquehue 1410, 5º piso
Lunes a viernes, de 08:00 a 20:00 hrs. Sábados, de 08:00 a 14:00 hrs.
Teléfonos: (56) 22210 1050 - (56) 22210 1051