Centro de Esclerosis Múltiple

La esclerosis múltiple es una enfermedad autoinmune de la sustancia blanca del sistema nervioso central, de carácter desmielinizante. Afecta a personas jóvenes y se manifiesta con síntomas neurológicos muy variados que pueden remitir espontáneamente.

En Chile se estima que la prevalencia es de 12 por 100 mil habitantes. Si bien la forma remitente recurrente es la más común, también puede presentarse en forma progresiva.

Existen variadas enfermedades que pueden simular una esclerosis múltiple. Por esto, el Centro de Esclerosis Múltiple de Clínica Alemana ha desarrollado una especial competencia en la reevaluación y segunda opinión de casos con síntomas iniciales o cuadros complejos. Además, de una acuciosa evaluación clínica se realizan estudios de imágenes, principalmente, resonancia magnética cerebral (RNM), los que son evaluadas por imagenólogos que se han dedicado el estudio de las enfermedades desmielinizantes del sistema nervioso central.
 
Este centro dispone de estudios neurofisiológicos de potenciales evocados visuales y somato-sensitivos, además de análisis de laboratorio como la detección de bandas oligoclonales en el líquido cefalorraquídeo y una amplia gama de exámenes sanguíneos, los que permiten determinar la presencia de otras enfermedades reumatológicas o de otro tipo que se deben considerar en el diagnóstico diferencial.

Procedimientos

 
1.- INMUNOMODULACION
 
Dado que la evolución de la esclerosis múltiple es incierta, el tratamiento también debe ser abordado de forma multidisciplinaria por un equipo especiliazado que sepa reconocer y manejar las diferentes fases de esta enfermedad.

El médico tratante y el paciente deben ser capaces de identificar las recaídas o empeoramientos transitorios de los síntomas, debido a una enfermedad infecciosa o fatiga. Además, es importante considerar el apoyo psicológico para el paciente y su familia.

Como la esclerosis múltiple es una enfermedad autoinmune, su tratamiento farmacológico consiste en modicar esa alteración y restaurar el equilibrio inmunológico perdido.

Si la persona sufre de un brote o ataque, se deben indicar corticoides endovenosos, por lo que se requiere de una hospitalización transitoria de una a cuatro horas.

El tratamiento de elección para evitar las recaídas y retardar el desarrollo de esta enfermedad es el uso de interferones (Avonex, Betaferon o Rebif M.R.). Estos medicamentos se administran de forma intramuscular o subcutánea, ambulatoriamente.

En manifestaciones progresivas, como por ejemplo la forma secundaria progresiva, se puede indicar el mitoxantrone endovenoso. Este fármaco requiere de una hospitalización transitoria de dos horas.

Las inmunoglobulias y la plasmaferesis se indican en situaciones muy particulares y cuando el neurólogo lo determina. En tanto, los inmunosupresores sólo pueden ser usados en casos muy agresivos de la enfermedad, al igual que el trasplante de médula ósea.
 
TESTIMONIO
"Vivir con Esclerosis Múltiple

LORENA MIKIN
Lleva 23 años conviviendo con esta enfermedad y asegura que la clave para sobrellevarla está en la actitud positiva con que se enfrenta.
 

 

 

Centro de Esclerosis Múltiple
Teléfono: (56) 22210 1063