Neurología Infantil

La neurología infantil o neuropediatría es una subespecialidad de la Pediatría que se dedica al diagnóstico y tratamiento de las patologías que afectan el normal funcionamiento del sistema nervioso central y periférico, en niños y dolescentes. En Chile, su historia es corta y se inicia en la década de los 40.



En Clínica Alemana, en 1973, comienza la atención ambulatoria de pacientes en las consultas, y en 1986 esta subespecialidad se integra al Servicio de Urgencia. El equipo actualmente está compuesto por nueve médicos que reciben las interconsultas de la especialidad generadas en el Servicio de Urgencia General y Escolar.

Además, participan como interconsultores de los pacientes hospitalizados en la Unidad de Cuidados Intensivos y en Hospitalización Pediátrica. Esto significa una disponibilidad de 24 horas durante los 365 días del año. Además, los especialistas participan en las actividades académicas de Clínica Alemana y en la Facultad de Medicina Clínica Alemana - Universidad del Desarrollo.

Esta Unidad cuenta con subunidades dedicadas a temas específicos como epilepsia, enfermedades neuromusculares, trastornos del sueño y seguimiento neurológico de recién nacido. Además, existe un manejo especializado y con equipos multidisciplinarios de patologías frecuentes en la neurología infantil, como sospecha de retraso del desarrollo psicomotor o del lenguaje, y problemas en la comunicación; cefalea aguda y crónica; tics y tartamudez; manejo del traumatismo encéfalo craneano agudo; seguimiento, rehabilitación y tratamiento de sus potenciales complicaciones, y diagnóstico y tratamiento del niño con dificultades escolares.

Las consultas están ubicadas en el Centro de Consultas y Diagnóstico, y en el Centro Médico de Clínica Alemana de La Dehesa.

ÁREAS DE TRABAJO

 

 

 

 

 

EPILEPSIA
Esta subunidad está formada por médicos especialistas que entregan un diagnóstico y tratamiento oportuno para la epilepsia, condición crónica, que afecta a un número importante de personas y que es frecuente en los niños.

Para esta labor se dispone de los recursos más modernos que existen en la actualidad y que comprenden un completo laboratorio de neurofisiología clínica y neurorradiología.
 
Uno de los estudios más importantes en las epilepsias de difícil manejo es la realización de un estudio de Video Electroencefalograma, un procedimiento diagnóstico no invasivo de gran utilidad que consiste en combinar un registro electroencefalograma (EEG) y el de una cámara de video, para grabar la actividad eléctrica cerebral y las reacciones del paciente simultáneamente. El registro puede cubrir desde unas pocas horas hasta cinco días.

Dependiendo de la duración y horario, puede realizarse en el laboratorio de EEG o en Hospitalización Pediátrica. El Video EEG está indicado especialmente en aquellos casos de epilepsia donde hay dudas respecto de la naturaleza de un fenómeno crítico (Ej. Crisis del sueño, Pseudocrisis). También se utiliza para la clasificación correcta de las crisis y establecer con certeza la localización del foco epiléptico en casos susceptibles de ser operados.

El tratamiento habitual conisiste en diferentes tipos de fármacos anticonvulsivantes que tienen como finalidad controlar los focos epileptógenos en el cerebro. En casos complicados o refractarios de epilepsia, se puede tratar al niño mediante una Dieta Cetogénica (DC), que consiste en una modificación drástica de la alimentación del niño, en la cual se reemplazan los Hidratos de Carbono por grasas. De esta manera, se induce un estado de acidosis en el organismo, lo cual se asocia a una mejoría en cuadros epilépticos severos que no han respondido a los medicamentos y que no pueden ser sometidos a una cirugía. La eficacia de la DC es muy alta: la mitad de los pacientes mejora y un 15% tiene un control total de las crisis. Para indicar la DC se requiere un equipo multidisciplinario con neurólogo, nutricionista y pediatra. Esta indicada en lactantes, niños y adolescentes. Una vez decidido su inicio, el menor es hospitalizado por cinco días. Luego de un día de ayuno, se introduce la DC y se educa a la madre para que ella pueda continuarla en casa.

Otro tratamiento que puede ser considerado en caso de epilepsias refractarias es la implantación del estimulador vagal, un marcapaso que envía pulsos eléctricos desde un dispositivo implantado en el tórax del niño con el cual se puede lograr una mejoría clínica significativa de la epilepsia.

 

 

ENFERMEDAD NEUROMUSCULAR
Esta subunidad tiene como principal objetivo estudiar y tratar a los niños con hipotonía (debilidad muscular) e hiperlaxitud (flacidez muscular), los cuales clínicamente se expresan habitualmente por un retraso en el desarrollo neuromotor.
 
Las enfermedades neuromusculares son producidas por fallas en distintas zonas de los nervios relacionados con los músculos, ya sea por factores genéticos como por infecciones adquiridas. Entre ellas están la poliomielitis (erradicada del país), polineuropatía postinfecciosa o Guillan Barré (cuadro que se inicia con debilidad en pies y manos, y puede comprometer la función respiratoria), neuropatías hereditarias que dificultan o impide la flexión del pie, cuadros de miastenia, miopatías inflamatorias (polimiositis, dematomiositis) y enfermedades del colágeno.

Un estudio relevante que se realiza en Clínica Alemana es la biopsia muscular por punción, que se realiza con aguja-trócar por aspiración en forma semiambulatoria (hospitalización por 2 o 3 horas). Las muestras se analizan en el Servicio de Patología (estudios histoquímicos e inmunohistoquímicos) y los estudios mitocondriales se completan en la Universidad de Columbia, Nueva York.

 

Servicio de Pediatría
Centro de Consultas y Diagnóstico. Av. Manquehue 1410, Piso 8
Teléfono: (56) 22210 1015 - (56) 22210 1016
E-mail: consultaspiso8@alemana.cl