Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Blanqueamiento

En general, se busca aclarar los dientes, ya sea por la existencia de manchas, esmalte gastado o pigmentación dental completa. Detrás del oscurecimiento de la dentadura existen múltiples causas, que se clasifican como internas y externas.

Entre las internas están el uso de tetraciclina -antibiótico- durante la etapa de la formación de los dientes (que hace cambiar su color a un tono más amarillo o café), los tratamientos de conductos (que pueden dejar las piezas más oscuras), y la fluorosis o exceso de flúor (que provoca manchas). Estructura del diente

También las enfermedades hereditarias como la hipoplasia del esmalte -en donde el espesor de esta zona se reduce de tal forma, que los dientes se ven amarillos por la translucidez de la dentina-; la dentinogénesis imperfecta -las piezas presentan un aspecto gris-, y la eritoblastosis fetal, cuyas manifestaciones son pigmentaciones negras, pardas o azulosas -una anemia que se origina cuando la madre es RH negativo y el feto no, lo que lleva a que los anticuerpos de la madre destruyan los glóbulos rojos del niño -.

En todo caso, las causas más comunes son las externas, donde el consumo de sustancias como té, café y tabaco, los traumatismos, y el uso de enjuagatorios antisépticos con clorexidina, son las más frecuentes.

Otros factores importantes son la edad -ya que a medida que pasan los años los dientes se oscurecen-, y los productos ácidos que gastan el esmalte (especialmente el limón).

Dependiendo del tipo de pigmentación y la causa de ésta, se utilizan diversas técnicas que persiguen entregar al paciente el resultado más armonioso posible.

Las manchas más leves provocadas por el consumo de té, pueden ser eliminadas con una escobilla especial.

1.-Blanqueamiento Dental
Consiste en el uso de un gel de peróxido de carbamida que se introduce dentro de una placa, la que debe usarse durante dos horas diarias por 15 días, y por un mes o más si es que la causa fue la ingesta de tetraciclina. Los resultados se comienzan a ver a los cuatro o cinco días, pero son muy variables. Hay gente que aclara dos o tres tonos de blanco, y otras sólo uno. Lamentablemente, los resultados no se pueden predecir.

Debido a que después de un año y medio a tres años los dientes vuelven al color original, el tratamiento se puede repetir con menor costo, pues ya se cuenta con la placa y sólo es necesario acudir al odontólogo para que recete el gel.

Es muy importante pasar por las manos de un experto, porque uno de los principales efectos adversos del blanqueamiento es la sensibilidad ante los cambios de temperatura, que provoca dolor al ingerir sustancias frías.

En los casos de dientes pigmentados por tratamientos de conductos se introduce el gel directamente en la pieza afectada.

 
2.- Carilla o Corona
En situaciones más severas se opta por una solución más radical, que es la aplicación de una carilla o una corona.

 
3.- Composite
Es otra alternativa. Consiste en una pasta que se aplica en la zona indicada, y sacrifica una mínima porción de la pieza. Se utiliza, por ejemplo, para tapar las manchas blancas producidas por los frenillos fijos en los dientes de adelante.

 

Odontología
Clínica Alemana, Vitacura 5951, 1° subterraneo.
Lunes a viernes de 8:30 a 12:30 hrs. y de 14:30 a 19:30 hrs. Atención de Urgencia las 24 horas del día.
Teléfono: 210 1313 / Teléfono de Urgencia: 210 1332

Centro Médico Clínica Alemana de La Dehesa
Lunes a viernes de 8:00 a 20:00 hrs. Sábados de 8:00 a 14:00 hrs.
Teléfono: 586 1700