Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Afeitado Correcto

Muchos hombres sufren problemas de irritación en la cara después del afeitado diario. De hecho, no son pocos los que prefieren dejarse barba, antes de enfrentarse diariamente a la máquina de afeitar.

Si bien siempre se ha pensado que la piel sensible es un atributo exclusivo de las mujeres, los hombres no están ajenos a ella. En esto inciden varios factores, como la presencia de alergias y la irritación que produce el utilizar ciertas sustancias específicas.

Los sistemas que se utilizan actualmente para el afeitado son dos: la máquina eléctrica y la afeitadora manual. Ninguno de ellos es mejor que el otro, ya que ambos causan los mismos efectos en la piel.

Sin embargo, para que actúen de la mejor manera posible, es importante tener en cuenta ciertas recomendaciones:

Un pelo muy crespo en la barba no debe ser afeitado con una máquina que los haga girar, ya que eso desvía el ángulo de crecimiento y puede producir una incrustación en la piel (pseudofoliculitis).

Si se utiliza máquina eléctrica es preferible afeitarse con la cara seca y antes de la ducha.

Si se utilizan afeitadoras manuales, es recomendable afeitarse con la cara húmeda, después de la ducha. Se aconseja usar un producto lubricante que ablande el pelo y dilate los poros.

Ante la presencia de una inflamación, es recomendable dejar de afeitarse por unos días, para permitir que mejore la piel; si con eso no mejora, consulte a un dermatólogo.

Utilice cremas de afeitar que sean hipoalergénicas, de modo de evitar ardor, enrojecimiento y molestias en la cara.

Evite el uso de after shave o perfumes directos en la cara.

Utilice periódicamente una crema hidratante, calmante y sin olor, después del afeitado.



¿Qué es la PSEUDOFOLICULITIS?

La pseudofoliculitis se produce cuando el pelo, en vez de salir por el poro hacia afuera, comienza a crecer bajo la superficie de la piel. Por lo general ocurre en la zona del cuello, aunque también es posible que se produzca en el rostro. Una de las causas que la favorecen es la realización de un corte en forma oblicua y no recta, que facilita la incrustación del pelo (y que posteriormente puede llevar a una inflamación y a una pústula).

También puede producirse por la sequedad y el aumento de grosor en la piel. Entre los factores que inciden está el afeitado frecuente, la barba gruesa y crespa, el uso de perfumes y after shave, y el cambio en el método de afeitado. En caso de que se presenten infecciones, es importante acudir a un especialista.


Dermatología
Centro de Consultas y Diagnóstico, Av. Manquehue 1410, 12 ° piso
Lunes a viernes, de 08:00 a 20:00 hrs. Sábados, de 09:00 a 13:30 hrs.
Teléfonos: 210 1062 - 210 1064