Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

 

Gimnasia en el agua

Nacida en los Estados Unidos como una técnica para la recuperación de deportistas lesionados, la gimnasia en el agua es una de las prácticas deportivas que más terreno ha ganado en los últimos años, debido a los múltiples beneficios que tiene y a que puede ser realizada por cualquier persona, independiente del sexo o la edad.

Para hablar de sus ventajas, en primer lugar hay que destacar una de sus grandes virtudes: el peso corporal disminuye notablemente en el medio líquido (se estima que en un 90%), por lo que es la gimnasia ideal para quienes sufren alguna dolencia en las articulaciones, huesos o músculos.

El menor impacto de los saltos y movimientos convierte a la gimnasia en el agua también en una excelente alternativa para las personas con sobrepeso, problemas de columna y contracturas crónicas.

Es un arma muy eficaz para combatir la celulitis y flacidez, debido a su carácter modelador y tonificante, que tiene también un efecto diurético (aumento de la cantidad de orina eliminada).

Los ejercicios que se realizan son muy parecidos a los de la gimnasia convencional, con la diferencia de que acá se trabaja con la resistencia que provoca el agua, utilizando además sus leyes de flotación, acción y reacción.

El objetivo de la gimnasia en el agua es estimular la circulación venosa y arterial, potenciar la fuerza muscular, eliminar la retención de líquidos, acelerar la oxigenación sanguínea, promover las funciones digestivas y otorgar una sensación de equilibrio tanto físico como mental.

          


• La gimnasia en el agua puede practicarse en zonas de mayor o menor profundidad en una piscina.

• En épocas de mucho frío es necesario que la temperatura del agua no sea inferior a los 28 grados, y que todo el ambiente esté debidamente climatizado.

• En verano puede practicarse al aire libre.

• Como las rutinas de ejercicios son sencillas y fáciles de aprender, pueden practicarse en forma individual o grupal.

• Al igual que en toda actividad física, antes de iniciarla se debe realizar un precalentamiento de alrededor de 10 minutos, en donde se efectúan ejercicios de traslación y saltos, con movilidad articular de rotación permanente.


 Por qué elegir la gimnasia en el agua...




• Es apta para todas las edades y situaciones: embarazadas, personas con discapacidad, bebés, niños, jóvenes, adultos y personas de la tercera edad.

• Es una de las actividades deportivas que menos lesiones y traumatismos provoca.

• Reduce el nivel de grasa y de tejido adiposo corporal.

• Incrementa el rendimiento muscular, la movilidad y la rapidez.

• Mejora la condición psicofísica.

• Aumenta la ventilación pulmonar (facilita la respiración y oxigenación del organismo).

• Mejora la movilidad intestinal.

• Eleva la capacidad circulatoria y cardiorrespiratoria.

• Previene la aparición de várices (al optimizar la circulación venosa y arterial).

• Modela y tonifica el cuerpo.

• Elimina la tensión nerviosa y el estrés (debido a las propiedades antiestresantes y relajantes del agua).


Con la colaboración del Dr. Gonzalo Fernández, traumatólogo de Clínica Alemana.