Rescate

(+56) 22910 9911

Mesa Central

(+56) 22210 1111

Mujeres - Articulo - Las consecuencias de no ser honesto con el medico_pag2

Miércoles 24 de junio de 2009

"Esta mentira no es maliciosa. De algún modo, la persona cree que lo que dice es verdad, no tiene real conciencia de lo mal que come. El 'pecado alimentario' no es almacenado en su memoria consciente, sólo memoriza los momentos en que se ha alimentado adecuadamente y eso es lo que le refiere al doctor", explica el especialista.

Agrega que este es un "engaño" frecuente que se realizan a sí mismos y, por lo tanto, también a su médico tratante. Este tipo de pacientes suele desarrollar en el tiempo una relación adictiva con los alimentos (frecuentemente dulces) y su memoria lo engaña ocultando o minimizando el hecho, por eso no se lo dice al médico, porque verdaderamente no lo recuerda.

En estos casos el problema se transforma en un círculo vicioso, la persona se frustra porque no baja de peso y el médico no comprende por qué el tratamiento no funciona. Esto muchas veces lleva al especialista a buscar otras causas, mediante exámenes que son innecesarios, porque el verdadero motivo es que el paciente no ha seguido las indicaciones.

- "Me he tomado los remedios"
Tal vez, una de las mentiras más comunes son las relacionadas con el consumo de medicamentos. El doctor Arturo Ayala, médico internista y nefrólogo de Clínica Alemana, explica que muchos pacientes dicen que cumplen todas las indicaciones, aunque no sea así. Esto sucede con frecuencia con los enfermos crónicos, como diabéticos, obesos, hipertensos, asmáticos y epilépticos, entre otros.


Dr. Arturo Ayala
Médico internista, nefrólogo

"Generalmente, responden lo que les parece correcto decir, quieren quedar bien con uno, pero la verdad es que un porcentaje importante cumple sólo parcialmente con lo recomendado. Esto es lo que llamamos poca adhesividad a los tratamientos", afirma.

El especialista cuenta su experiencia como nefrólogo. "Muchas veces, atiendo a pacientes hipertensos, que se supone que están en tratamiento, pero cuando vienen a control les encuentro la presión alta. Entonces les pregunto si se están tomando los remedios y generalmente contestan que sí, pero cuando comienzo a indagar más, me doy cuenta que no lo están haciendo", asegura.