Para los Padres

PARA LOS PADRES: COMUNICACIÓN EFECTIVA
 
 
 Disponga de tiempo para su hijo o hija
 
A pesar que dé la impresión de que sólo les gusta estar con sus amigos, a ellos les interesa hacer cosas en familia.

Por ejemplo, les gusta hacer paseos al aire libre, como camping o excursiones, donde puedan desarrollar sus habilidades y capacidades de organización y trabajo en grupo.

También les interesa hacer deportes en conjunto, por ejemplo, que los padres los acompañen en sus competencias o que participen en un equipo padre-hijo.

Les gusta formar parte de su grupo.
 Pase tiempo sólo con él o ella
 
Aunque demuestre que no quiere estar con usted, hágale ver que siempre tiene una puerta abierta para conversar o para acogerlo si lo necesita. Trate de hacer cosas "simples" con él.

Por ejemplo, pueden ir a comprar juntos. Lo ideal es que le dé tiempo a sus hijos para que escojan lo que les gusta. También puede invitarlo al cine, a tomar un café o a comer pizza.

Es importante que lo acompañe al médico y le pregunte si quiere que usted entre o lo espere afuera de la consulta.
 Cuando su hijo o hija conversen con usted
• Póngale atención.
• Escúchelo y mírelo.
• Trate de NO interrumpirlo.
• Pídale que le explique lo que usted no entiende bien, o lo que no le quede claro.
• Y sobre todo….si no tiene tiempo para escucharlo en ese minuto, póngase de acuerdo con él o ella para sentarse y escucharlo más tarde con toda su atención.
 Respete sus sentimientos
• Usted puede estar en desacuerdo con sus hijos, pero respete sus puntos de vista.
No los descalifique.
• NO desestime la opinión o los sentimientos de sus hijos, no son "sólo tonterías".
• Es posible que usted no pueda ayudarlos cuando tengan un problema, pero es   importante que ellos sepan que usted "quiere entender" y "quiere ayudarlo" por lo que es fundamental que se los haga saber. Es importante que sepan que usted está allí.
 Cuando se necesiten reglas, instáurelas y hágalas cumplir
 
No tema ser poco popular uno o dos días.
Aunque usted no lo crea, los adolescentes ven los límites como una forma de cuidarlos y preocuparse de ellos.
 Trate de NO enfurecerse si su hijo comete errores:
 
• Esto lo ayudará a ser responsable de sus actos y decisiones.
• Recuerde guiarlo cuando sea necesario.
• Dirija las discusiones hacia las soluciones positivas. Por ejemplo, decirle "qué pena que dejes tu ropa toda tirada en el suelo", es mejor que "eres un desordenado".
• Sea capaz de hacer compromisos y "tratos" con sus hijos para mejorar su conducta.
• Recuerde elegir "las batallas", no pierda tiempo y energías en cosas sin importancia.
 Critique un comportamiento, NO una actitud:
• En vez de decir ...

“Llegas tarde, eres un irresponsable”.

Trate de decir “estaba preocupado por la hora en que llegas, te podría haber pasado algo. Por favor avisa si te vas a demorar, avisa dónde estás”.
 Hágales saber cuando hagan algo que a usted le agrade o cuando tengan un comportamiento adecuado:
• Diga por ejemplo...

“Estoy muy orgulloso de ver tus notas y el esfuerzo que pones en tus trabajos de grupo”.
“Muchas gracias por ayudar a tu hermano en su tarea, estoy orgulloso de ti”.
Permítale a su hijo ser el adolescente que él o ella quieran ser…NO el que a usted le gustaría que fuera:
 
• NO lo presione para que sea como usted fue o como le gustaría haber sido a esa edad.
• Permítale ser “rebelde” en lo NO importante, como el largo y color de cabello, sus vestimentas o sus gustos musicales. Sin embargo, preocúpese de los mensajes o consejos que escucha en la música, películas, video juegos y con quien chatea.
Nunca olvide que usted es el padre NO un amigo:
• Es normal que exista una brecha a pesar de la comunicación adecuada.
• Sus hijos necesitan un padre y una madre.
• Amigos podrá tener muchos, pero como papá o mamá sólo está usted.
NO tema hacer saber a su hijo o hija que usted ha cometido errores:
• Los padres también se pueden equivocar y muchas veces es por no haber visto las cosas de diferente punto de vista.

• Hágale ver que también usted como joven cometió errores y por qué razón.
 

 

 

Centro de Adolescencia Clínica Alemana
Rafael Maluenda 1600, Vitacura, Piso 5.
Teléfono: (56) 22210 1211